Servicios

Osteopatía Integral

La Osteopatía es una Técnica Manual con mas de 140 años de historia que se encarga de localizar y corregir las pérdidas de movilidad o desequilibrios del cuerpo. Se basa en que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y trabajan conjuntamente por lo que  los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. El trabajo osteopático es por tanto una práctica de tipo holístico con numerosas técnicas efectivas para restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

Sus tres ramas esenciales son:

Osteopatía Estructural: Centrada en el aparato músculo-esquelético y de la postura, con especial incidencia en la columna vertebral.

Osteopatía Visceral: Dedicada al restablecimiento de órganos y vísceras.

Osteopatía Craneosacral: Enfocada a los problemas craneales y su influencia en el Sistema nervioso central.

Osteopatía para bebés y niños

Partiendo del mismo concepto que en adultos, la Osteopatía en bebés y niños utiliza no obstante técnicas específicas aún mas sutiles para favorecer la recuperación del ser humano en fase de crecimiento.

Método rubio para lactantes

Mediante un protocolo de técnicas manuales suaves y no invasivas se logra la desaparción o mejoría de las molestias por gases en el 90% de los casos en sólo 2 sesiones de unos 45 minutos.

Gimnasia Hipopresiva

Es una técnica que fortalece la trabaja la musculatura abdominal pero sin perjudicar el suelo pélvico como los ejercicios tradicionales. Creada originalmente  para la recuperación postparto mujeres en el posparto se ha extendido ampliamente en todo tipo de personas por sus numerosos beneficios. Tonifican la faja abdominal y el suelo pélvico, reduciendo la cintura y corrigiendo la postura. Incrementa la oxigenación y elasticidad de los tejidos,  mejora función sexual y  previene problemas de orina.

Debido a la complejidad de estos ejercicios, lo más recomendable es acudir a profesional cualificado que enseñe  a realizarlos personalmente.

Quiromasaje

Son muy numerosos los efectos positivos del masaje. Relaja los músculos , otorga mayor elasticidad a la piel y alivia la tensión psico-física reduciendo el estrés aportando una sensación de calma y tranquilidad. Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio reduciendo el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, además de favorecer la oxigenación y nutrición de los tejidos. Estas funciones son especialmente útiles en el masaje deportivo, donde la  eliminación de las toxinas y productos de desecho son esenciales para el rendimiento deportivo y la recuperación. Igualmente beneficioso resulta su efecto sobre la reducción de la inflamación y mejora la cicatrización de las heridas, lo que convierte al masaje deportivo en una herramienta esencial para deportistas de élitie y aficionados.